Nuevo Mazda CX-7:
el cruce entre deportivo y todoterreno

 

El Mazda CX-7 ofrece una maniobrabilidad suave y lineal y diferentes opciones de motor de emisiones ajustadas para que la experiencia al volante sea potente y divertida.

Todas las especificaciones del nuevo Mazda CX-7 >>>

 

Compacto y ágil por fuera y con espacio suficiente para acomodar hasta cinco pasajeros, el Mazda CX-7 combina el estilo de un vehículo deportivo con la funcionalidad de un todoterreno.

 

Lo que hace que este todoterreno de fusión deportiva se salga de lo habitual no es solamente su posición de conducción elevada y su magnífica visibilidad. Los detalles atléticos de su diseño tienen el estilo inconfundible de Mazda. Sus suaves texturas e ingeniosas características hacen que el lujoso entorno de conducción resulte apropiado en un todoterreno de gama alta.

 

Ya estés conduciendo en la autopista o en concurridas calles, la avanzada tecnología de seguridad del Mazda CX-7 te alertará de posibles peligros. Así, podrás dedicarte a admirar el potente rendimiento y las impresionantes credenciales ecológicas del nuevo motor diésel 2.2 CRTD.

 

Cuando te sientes al volante del Mazda CX-7 te costará creer que estás en un vehículo de las proporciones de un todoterreno, pues su dinámica maniobrabilidad permite manejarlo sin esfuerzo.

 

El sistema de tracción a las cuatro ruedas (AWD) con distribución activa del par hace que se adapte a las condiciones de la carretera pues calcula la distribución más adecuada del par para cada situación y transfiere potencia a las ruedas traseras cuando es necesaria una mayor tracción. Una suspensión firme y una precisa dirección asistida hacen que el vehículo permanezca adherido a la carretera mientras cambias de marcha.

 

La gama de motores es impresionante. El nuevo motor common rail turbo diésel CRTD de 2,2 litros, con un par máximo de 400 Nm, es rápido y enérgico. Además cumple con las estrictas normativas sobre emisiones EC Stage V gracias a su innovador sistema de reducción catalítica selectiva (SCR), que convierte los óxidos de nitrógeno presentes en el sistema de escape en nitrógeno y agua, ambos inocuos, para que la conducción sea más limpia.

 

Por otro lado, el deportivo motor turbo de gasolina DISI de 2,3 litros con transmisión manual de seis velocidades presenta una impresionante potencia de 260 CV a 5.500 rpm.

 
menu menu